Si vas a San Francisco, visita Oakland

Downtown Oakland desde Telegraph
Downtown Oakland desde Telegraph

“If your goiiiiiing to San Francisco, wear some flowers in your hair” que decía la canción. Y yo digo, que si vas a San Francisco, aprovecha a hacer algo de turismo por Oakland también. Aunque haré una guía en condiciones, de momento allá van mis razones sentimentales para vivir en Oakland aunque sólo sea por un corto tiempo.

Hace un mes que volví de esta, mi ciudad adoptiva en California, y no me quiero olvidar de ello, pero ya me estoy olvidando.

No quiero olvidarme porque a pesar de no ser el destino del viaje de nadie, y a pesar de las cosas que a uno puedan no gustarle leer sobre ella en internet, Oakland y la bahía Este son lugares que merecen ser visitados y vividos por sí mismos; tanto o más como la propia San Francisco, que para mí ha ocupado un papel totalmente secundario en mi viaje. Oakland es el sitio en el que menos he vivido, y sin embargo me han bastado tres meses para sentirme mejor acogida que en varios países europeos. Porque aunque suene tópico, en esta parte de Estados Unidos no te sientes rarito por ser de fuera, porque al fin y al cabo, ¿Quién no tiene raíces en otros mil países más?

Oakland_mural_kids_horasdeluxblog

La canción también dice “you’re gonna meet some gentle people there” y es que Oakland ha sido el primer sitio en el que he visto cercanía real entre ciudadanos que no se conocen absolutamente de nada en situaciones cotidianas. Y entre gente de lo más variopinta. En España si esto pasa, es para cagarnos en todo, y punto; o para mandarnos a la mierda mutuamente. Aquí he visto conversaciones sinceras y profundas en autobuses, oído historias vitales chocando el puño con señores de 50 años, hecho Tai-Chi con todo un colectivo digno de una comedia veraniega y entrenado en la YMCA con un señor de 80 años. Pero lo mejor de todo es que me han sonreído porque sí más veces que en ningún otro lugar que haya estado antes.
Con el tiempo te das cuenta de que lo más importante de donde vives es la gente. Y en ese punto esta zona de California me ha conquistado. Oakland es probablemente una de las ciudades con mayor mezcla racial de los EEUU y eso se nota en sus calles y en su gente amable, tolerante y tranquila. Con mil iglesias de nombres que, como española y europea no puedo evitar que me sorprendan y hagan gracia como “tercera iglesia de Cristo científico” con una bandera gay y un sermón el domingo llamado “Christianism 101 is psichology 101” (“Cristianismo básico es psicología básica”).

Oakland es una ciudad de artistas y no encontrarás una calle sin algún mural espectacular y una caja de luces sin ser decorada por algún artista local. La actividad artística en todas sus formas es espectacular y siempre encontrarás músicos, actuaciones de teatro y muchos dibujantes por la zona (no olvidemos que Pixar está ahí mismito). Prueba de ello son los First Fridays, cada primer viernes del mes donde cortan la avenida Telegraph para que veas a los artistas exponer su arte y un montón de galerías abiertas y food trucks ofreciendo comida.
También es una ciudad muy joven por su cercanía a la Universidad de Berkeley, otro punto más por el que atravesar Oakland cogiendo el bus nº1.

Una de las mil tiendas de pelucas

Una de las mil tiendas de pelucas

Tampoco puedo dejar de lado uno de los elementos que más me han fascinado de California: la naturaleza. Todo tipo de flores, arbustos, árboles y plantas de todos los tipos. Y con ellas, decenas de especies de pájaros preciosos que no había visto nunca y que van desde pájaros carpinteros con crestas rojas a los inmensos pelícanos aterrizando en fila en el lago Merrit.

Por otro lado, sí se dice por ahí que Oakland es una ciudad con crimen y peligrosa. Pues bien, yo jamás me he sentido en ningún tipo de peligro, como sí sentí en París muchas veces en cualquier calle más allá de las 10 de la noche. Por supuesto, siempre hay zonas. Y tampoco negaré que tuve mi primera y desagradable experiencia de oír tiros desde la cama por el cercano West Oakland (una zona quizás más conflictiva). Pero hay que recordar que peligro puede haberlo siempre y es muy fácilmente evitable con cautela en casi cualquier ciudad.

Para mí, sin lugar a dudas, Oakland más que una experiencia ha sido un sitio en el que me he sentido muy a gusto porque la gente me ha hecho sentirme así. El clima templado puede que influya, pero yo creo que no hay que quitarle importancia al hecho de que un sitio es, en definitiva, lo que la gente hace de él. Y puedo decir que su gente, su arte, sus negocios emprendedores, sus locales con buena comida lo hacen un lugar que merece la pena vivir y experimentar. Y quién sabe si al que yo volveré a llamar casa algún día 🙂

Oakland_lake_merrit_horasdeluxblog

About author View all posts Author website

Lidia Chía

Las ganas de salir y vivir otras cosas me llevaron a vivir primero en París, luego a currar en Luxemburgo y acabo de volver de pasar unos meses en la bahía de San Francisco.
Soy diseñadora gráfica pero hago un poco de todo como puedes ver en mi portfolio: www.lidiachia.com. Aunque lo que más me ha divertido ha sido ser monitora de patinaje.
Siempre he mezclado churras con merinas, qué le voy a hacer.

2 CommentsLeave a comment

  • Hola Lidia, nos vamos a SF mi chico, mi hija de 8 años y yo una semana.
    He visto un precioso apartamento en Oakland pero hasta los propietarios nos advierten “We recommend that if you are walking in the neighborhood at night to walk along Telegraph Ave and not MLK”.
    Vivo en Madrid y estoy acostumbrada a Lavapies y a Carabanchel, pero me preocupa que al no conocer la ciudad me equivoque y vaya por donde no debo porque hemos alquilado un coche para movernos.
    Me gustaría conocer tu opinión y si tienes cualquier recomendación que hacernos será bienvenida.

    • Hola Yolanda! Muchas gracias por comentar 😀
      Creo que alquilar un apartamento en Oakland es genial para moveros por la bahía o SF. Os recomiendo que cuando visitéis SF cojáis el metro en 12th St o una de esas estaciones en Oakland, porque moverse en coche (y aparcar) en SF es complicado. Además, luego tienes un montón de maneras de moverte en transporte por la ciudad.
      Con respecto a tu pregunta, definitivamente no cojáis Martir Luther King por la noche. Y de día si es un trayecto corto OK, pero tampoco lo recomiendo mucho. Telegraph y Brookline son las arterias de Oakland y son totalmente seguras. La carretera que va al bay Bridge es la que separa la zona “normal” de la zona más conflictiva de Oakland que es el West Oakland. Yo vivía justo en la frontera y a veces cogía el bus en MLK sin ningún tipo de problema, pero se nota ya otro ambiente.
      Con todo, Oakland es otro mundo pero me ha parecido un sitio con muy buena gente y mucho menos inseguro de lo que me lo pintaban (París de noche un martes cualquiera me parecía mucho más inseguro). No os asustéis si la gente os pregunta cosas, suelen ser bastante cercanos. Veréis mucho indigente pero suelen agradables. Id con la consciencia de que es otro mundo, con la misma cautela que cualquier otro lado y sobretodo si sois amables no tendréis ningún tipo de problema. Espero haberos ayudado! Disfrutad!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *