“Moien!”

Moien

Así se saluda en Luxemburgo.

3 días. Parece mentira pero en sólo 3 días le da bastante tiempo a uno a hacerse a ciertas cosas e irse ubicando. Pero aún queda trabajo por hacer, ¡Desde luego!
Los detalles los dejo para la familia y amigos, pero sí diré que es una ciudad muy difícil de imaginar. Da igual que te hayas intentado mentalizar con google maps. Ni con un mapa topográfico seríais capaces de visualizar una ciudad así.  Imaginad unas 4 o 5 colinas, construid castillos, murallas e iglesias en ellas y empezad a unirlas con algún puente llenando los valles de casitas y palacios. Muy muy muy por encima, así es Luxemburgo visualmente. Lo mismo puedes estar en la parte baja del valle, rodeado de colinas y de acantilados, que 70 metros más arriba rodeado de tiendas caras y mil líneas de autobús. Es realmente sorprendente.

Es curioso ver cómo parece que la maldad no existe aquí. Suena gracioso, pero es una sensación real. La gente deja sus bicis sin candar, o con bolsas de la compra, o cascos colgando sin preocuparse en absoluto. Una de las primeras cosas que me han dicho ha sido: “No te preocupes. Aquí nadie te va a robar”. Pero tantos años comprobando que llevas tus posesiones a buen recaudo y el bolso bien cerrado, son hábitos difíciles de quitar.
Todo el mundo que he conocido hasta el momento es encantador y dispuesto a echarte una mano en cualquiera de las 3-4 lenguas que casi todos hablan (alemán, luxemburgués, francés e inglés). Entre sí hablan luxemburgués, pero responden en el idioma que les hayan hablado. Es muy curioso poder hablar en francés con cualquiera, pero que en cuanto esa persona se pone a hablar con otro, usen un idioma rarísimo totalmente diferente. Te sientes súper guiri. (O como un abulense cerrao en Barcelona jajajaja ).

La gente coge mucho el coche ya que es la manera más rápida de llegar a cualquier parte, aunque hay veces que supone dar una vuelta larguísima a pesar de estar “al lado”, pero claro, los valles empinados lo complican mucho.
Yo ya tengo mi Jumbokaart, una tarjeta para poder usar cualquier tipo de transporte en todo el país gratis durante un año entero. Como entra dentro de las condiciones del voluntariado, me he ahorrado 75€.

Este ha sido el post largo pero la idea es hacer otros muy pequeñitos con pequeñas cosas curiosas: fotos, cosas particulares de aquí, comidas, costumbres….

Si habéis sobrevivido al tostón, gracias 😀
¡Nos vemos!

“Adi!”

About author View all posts Author website

Lidia Chía

Las ganas de salir y vivir otras cosas me llevaron a vivir primero en París, luego a currar en Luxemburgo y acabo de volver de pasar unos meses en la bahía de San Francisco.
Soy diseñadora gráfica pero hago un poco de todo como puedes ver en mi portfolio: www.lidiachia.com. Aunque lo que más me ha divertido ha sido ser monitora de patinaje.
Siempre he mezclado churras con merinas, qué le voy a hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *