Golden State Warriors: el equipo de la NBA de San Francisco (y el mío)

Warriors_Ground_oakland_san_francisco

Como aficionada al baloncesto, una de las primeras cosas que hice al saber que iba a pasar una temporada por la bahía de San francisco fue buscar su equipo de la basket. Así que googleé “equipo de la NBA de San Francisco” y di con los Golden State Warriors, que es precisamente el equipo de Oakland, la ciudad donde vivo; cruzando el otro gran puente de la bahía San Francisco, el desconocido Bay Bridge.

Recuerdo además echar un ojo por encima a sus logros y ver que no había gran cosa desde mediados de los 70. “Un equipo de basket humilde” pensé.

Evidentemente no estaba siguiendo la temporada de la NBA y cuando llegué me encontré con el mejor equipo de la liga a punto de pasar a los play-offs con una temporada que muchos califican de perfecta y con un potencial MVP. Su eslógan: Strength in numbers, algo visible en las calles de Oakland y en las redes sociales con el hashtag #strengthinnumbers .

Durante este tiempo, seguir los play-offs me ha permitido conocer un montón de bares distintos de Oakland o ver los partidos como una reina en un sofá con pantalla de cine en el New Park Way. Pero sobretodo compartir esa fiebre y euforia colectiva, como cuando recuperaron un partido perdiendo de 20 durante 3 cuartos; o cuando casi me desgracian a Curry o a Thompson (ambos tuvieron contusiones leves pero tras exámenes médicos pudieron seguir jugando).

Desde aquella primera época dorada de los 70, los partidos en casa se juegan en el Oracle Arena, en las afueras de Oakland, y se viven con pasión en todas partes de la ciudad y de la bahía en general. Los autobuses ponen en sus paneles luminosos “GO WARRIORS!”, los coches banderitas amarillas, los locales fotos y posters. Los ayuntamientos de San Francisco cambian sus luces cuando juegan y el de Oakland luce amarillo y azul cada noche desde los play-offs. La torre del Oakland Tribune, otro icono de la ciudad también se viste de gala.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los warriors llegaron a la final de la conferencia Oeste contra los Houston Rockets por primera vez desde hacía nada menos que CUARENTA AÑOS (¡40!) y ganaron. ¡GANARON! “At last! 40 years later” como oí decir a un viejecillo por la calle cuando terminó el partido. Así era todo antes y así es ahora:

 

equipo_warriors_antes_despues_40_años

Pero la verdad es que esa victoria no se sintió realmente como algo demasiado grande. Aunque se celebró en la calle y lo veías en la gente, era algo que todo el mundo daba por hecho. Los ojos ya estaban puestos en la gran aspiración por parte de los seguidores de los Golden State Warriors: vencer a los Cleveland Caveliers y ser los campeones de la NBA 2015. Mañana comienza la serie de finales, hasta 7 partidos en los que uno de estos dos equipos acabará coronándose como vencedor. La ciudad se está llenando de amarillo y referencias a la “Dub Nation” (#dubnation), que viene de la W de West como señal del poderío del equipo de California. Dos grandes iconos: LeBron James contra Steph Curry. La estrella de los Warriors es todo un icono aquí. Fue finalmente elegido MVP y debe de estar viviendo un momento muy dulce, dado que es el único jugador que se ha mantenido en el equipo durante unos cuantos años. En 2009, en su temporada de rookie (novato) tuiteaba que aunque fuera lo último que hiceran, se lo compensarían a los fans. Y por el momento, yo diría que ya lo han hecho.

About author View all posts Author website

Lidia Chía

Las ganas de salir y vivir otras cosas me llevaron a vivir primero en París, luego a currar en Luxemburgo y acabo de volver de pasar unos meses en la bahía de San Francisco.
Soy diseñadora gráfica pero hago un poco de todo como puedes ver en mi portfolio: www.lidiachia.com. Aunque lo que más me ha divertido ha sido ser monitora de patinaje.
Siempre he mezclado churras con merinas, qué le voy a hacer.

5 CommentsLeave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *