Luxemburgo: qué ver. Guía turística, visita básica (1)

Portada-guia-basica

Es ahora que lo tengo lejos que he decidido hacer un par de guías de viaje sobre Luxemburgo (¡Así es la nostalgia!).
Una, en dos partes, con el recorrido básico de la ciudad que vale de sobra para un día; y otra, para los que quieran conocer los rinconcitos secretos y lugares especiales, que detallaré más adelante.

Luxemburgo parece ser como un político honrado: todo el mundo sabe que existe, pero nadie lo ve. Yo también pensaba “Seguro que si no se conoce, es porque no hay nada”; y entonces llegó el universo y me hizo un zas en toda la boca. Pues te puedo asegurar que nunca me había impresionado tanto a la primera una ciudad como Luxemburgo capital. Y es que no es tan fácil encontrar ciudades construidas en acantilados y que han sido una fortificación en toda su extensión durante siglos.

Para seguir la guía, usa el mapa que he creado en google maps 😉

Cómo llegar

Una razón por la que Luxemburgo no es un destino de turismo tan popular como cualquiera de sus vecinas belgas es, en parte por los precios de sus vuelos y su mala conexión en tren.

  • En avión, si coges los billetes con tiempo, tienes vuelos directos desde Madrid por unos 180€ con Luxair, y quizá por algo menos con Vueling. También está la opción barata de Ryanair a Bruselas-Charleroi o a Frankfurt-Hahn y después coger un bus de flibco, de unas 3 horas y os dejará en la estación de tren.
  • Por tren, lo más sencillo es ir a Bruselas y coger el tren en la estación Central, Nord, Luxemburg u otra. Para los menores de 26 años hay un acuerdo por el cual sólo cuesta 10€ el trayecto entre Bélgica y Luxemburgo. Para el resto, podéis seleccionar y calcular multitud de tarifas en la web de la SNCB. Son 3 horas de viaje.
  • Si vas en coche desde Bruselas son algo más de dos horas de viaje.
Qué ver

Esto ya depende de cada viajero. Yo siempre recomiendo saber un poco más o menos dónde están dos cosillas y el resto que vaya surgiendo.
Mi recomendación sería:

Coger la Avenue de la Liberté (llamada así por que fue la ruta usada por los americanos para liberar la ciudad de los nazis) hacia el emblemático Pont Adolphe, un símbolo de la ciudad y de la ingeniería. Actualmente está en rehabilitación, pero con suerte ya le han curado cuando vayas.

Pont Adolphe en restauración

Pont Adolphe en restauración

Desde ahí, caminar a la Gëlle Fra, o mujer dorada. Fue un monumento erigido tras la IGM que los nazis escondieron cuando tomaron la ciudad. Pasó en paradero desconocido decenios hasta que lo encontraron al construir el nuevo estadio de fútbol 😀

Gelle Fra Gelle Fra2

A partir de aquí, anarquía por el centro. La catedral tiene unas vidrieras súper bonitas y suele dar conciertos de órgano y coro. Tiene gracia que en este caso, la puerta principal es la lateral y no la frontal, como cabe esperar en la mayoría. Uno de los sonidos que más me han calado ha sido el de su carrillón, con unas cancioncitas preciosas que oirás a menudo mientras visitas la ciudad.

Catedral Luxemburgo

Pasea por los ejes de la vida social de la ciudad que son la place Guillaume y la place D’armes. En esta última, si vas a partir de primavera, verás un montón de terrazas donde tomar algo y en verano suele haber músicos tocando en el kiosko. Durante el invierno puede haber mercados de navidad; aunque cuando ya no están sorprende ver lo vacío y callado que está el espacio comparado con el verano.

Place Guillaume II

Al lado está la calle des Capucins donde espantarte con los precios de las marcas más exclusivas (aunque si eres español, te espantarán los precios de los zapatos de cualquiera).

Alguna extravagancia que puedes encontrar es este estanque en un escaparate con tortugas que lleva décadas ahí

Alguna extravagancia que puedes encontrar es este estanque en un escaparate con tortugas que lleva décadas ahí

Sorpréndete por lo pequeño y cuco que es el Palacio Real y, justo en frente, tómate un chocolate y un pedazo de tarta inmenso en la mítica Chocolate House a mi salud. Puedes pedir tu chocolate desde la mesa o coger tú mismo uno de sus muchísimos sabores clavados a una cuchara, y así, cuando te sientes te traerán directamente la leche.

Así, encajonadito, te lo encuentras de repente

Así, encajonadito, te lo encuentras de repente

Con esto pongo fin a la primera parte de la guía turística de Luxemburgo.
En la segunda parte bajaremos al barrio de Grund y volveremos a la parte más alta rodeados de buena arquitectura.
No dejes de hacerme llegar tus comentarios o preguntas sobre esta joyita 😉

About author View all posts Author website

Lidia Chía

Las ganas de salir y vivir otras cosas me llevaron a vivir primero en París, luego a currar en Luxemburgo y acabo de volver de pasar unos meses en la bahía de San Francisco.
Soy diseñadora gráfica pero hago un poco de todo como puedes ver en mi portfolio: www.lidiachia.com. Aunque lo que más me ha divertido ha sido ser monitora de patinaje.
Siempre he mezclado churras con merinas, qué le voy a hacer.

5 CommentsLeave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *